Património Arquitectónico

Santa María de Guía es reconocida por su rico valor patrimonial y riqueza arquitectónica. El Casco Histórico fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1982, ya que en él se conservan numerosos y espléndidos ejemplos de la variada arquitectura que reside en la ciudad, donde destacan el frontis grancanario y la arquitectura neoclásica, que tienen en este espacio una de la mejores manifestaciones del archipiélago.

Image
Image
Image

El Casco Histórico de Santa María de Guía destaca, además de por su entramado urbano y su modelo de desarrollo - a lo largo de la loma y no de forma radial alrededor del centro neurálgico, como era común en otros núcleos poblacionales de la época -, por la rica y variada arquitectura civil y religiosa que en él está representada.

En cuanto a la arquitectura religiosa destaca, como no, el templo parroquial de Santa María de Guía, construido entre los siglos XVII y XIX y en cuya fachada se ven claramente representados dos estilos bien diferenciados - el barroco en el frontispicio y el neoclásico en las torres.También, la ermita de San Roque, construida en el siglo XVI y renovada en el XIX en estilo ecléctico.

La arquitectura doméstica es la que más variedad de estilos presenta. Ésta se puede clasificar según las épocas de construcción de las edificaciones y según las posibilidades económicas de sus propietaros. Atendiendo a esta clasificación podemos encontrar en Guía viviendas tradicionales - aquellas anteriores al siglo XVIII - de estilo señorial como la conocida Casa de Los Quintana y de estilo popular como algunas viviendas que se encuentran, sobre todo, en la parte alta de la ciudad. Las principales diferencias entre estos dos estilos están en el tamaño de las plantas y el uso de la piedra como elemento decorativo en la fachada.

A partir de mediados del siglo XVIII se hizo popular un tipo de fachada de huecos simétricos que guardan siempre el orden y la proporción, atendiendo a los cánones del estilo neoclásico. Estas construcciones destacan también por las puertas adinteladas, los marcos de cantería en puertas y ventanas y por los balcones descubiertos. Son muchos los ejemplos de estilo de arquitectura los que se encuentran en el casco histórico, de entre los que destaca el edificio número 11 de la calle Marqués del Muni, cuyo diseño se le atribuye a Luján Pérez.

También están representados en el casco de Santa María de Guía otros estilos arquitectónicos más recientes como el historicista, academicista, ecléctico, racionalista y el neocanario.